Es cierto que no fue de las mejores presentaciones. Es cierto que el nivel no fue el mejor. Pero poco importa. Argentina igualo sin goles ante Brasil en San Juan, pero la derrota de Chile (0-2) ante Ecuador y el resto de los resultados que se dieron en esta fecha de Eliminatorias le permitieron abrochar el pasaje al Mundial de Qatar 2022.

Más allá de la alegría de unos minutos después finalizado el clásico, antes hubo un partido. Y ese desarrollo del duelo ante Brasil mostro a un equipo de Lionel Scaloni proponiendo una presión de alta intensidad en la salida de la Verdeamarela, encerrándola en su campo. Esa asfixia le reportó recuperaciones veloces, pero no logró traducirlas en jugadas precisas, en situaciones de gol. La visita intentó hacer lo mismo cuando el dueño de casa inició desde el fondo. En ese tironeo, Brasil supo cortar con falta cuando las acciones en su campo se tornaban peligrosas. Y en un par de pérdidas de Argentina en zonas sensibles casi abre el marcador.

Primero, a los 17`, Vinicius quedó mano a mano, pero su definición, que intentó ser una vaselina, salió muy desviada. Luego, Matheus Cunha intentó sorprender a un Dibu Martínez adelantado con un remate desde la mitad de la cancha. Y no se fue lejos.

La Selección recién pudo llegar a fondo a los 24`, cuando Di María desbordó por derecha y encontró a un Messi centralizado, que cargó la barra de potencia y le pegó de zurda, pero una pierna adversaria evitó que viajara hacia el arco. A los 30 volvió a avisar con una picardía: De Paul sacó rápido un tiro libre, Di María alargó para Lautaro, pero su tiro también fue trabado justo por la defensa del Scratch.

Dos momentos marcaron el primer tiempo de Argentina. Uno, el codazo de Otamendi a Raphinha (le provocó un corte y luego lo levantó del césped para evitar que impresionara al juez), que el árbitro Cunha, sus asistentes y el VAR no sancionaron (era para tarjeta roja). Dos, el remate combado de Rodrigo De Paul, que tenía destino de red, pero intervino el portero Alisson Becker.

En el inicio de la segunda parte, Scaloni usó la primera ventana de modificaciones para hacer dos cambios: a la cancha Joaquín Correa y Lisandro Martínez, por los “tocados” Lautaro Martínez y Leandro Paredes. Y a los 7 minutos perdió al Cuti Romero, una de las figuras del encuentro, por un tirón en el posterior izquierdo. El hombre del Tottenham intentó permanecer en cancha, pero no lo consiguió.

La segunda parte siguió siendo intensa, pero con muchos roces e infracciones; un trámite que el árbitro Andrés Cunha no supo llevar. Así, las chances de romper el cero fueron pocas, muchas menos que las faltas. Brasil pudo gritar con un remate de Fred que dio en el travesaño. O con un movimiento individual de Antony. Argentina ganó en volumen de juego cuando se encontraron De Paul y Messi. La Pulga, aún con su falta de ritmo a cuestas (encomiable su esfuerzo por no faltar, a pesar de las lesiones que acarrea), contó con el mejor intento sobre el epílogo, a los 44 minutos, con un remate que Alisson controló en dos tiempos.

Si bien es cierto que la gente en la noche sanjuanina se quedó con las ganas de festejar un triunfo argentino, pero lo que se celebro fue algo más importante que fue la clasificación a la próxima Copa del Mundo, el principal objetivo de este equipo que cerro un año fantástico.

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario