Matías Suárez es un caso de los menos habituales en el fútbol argentino: después de brillar dos años en Belgrano decidió aceptar la oferta de Anderlecht e irse a Europa, pero después de 8 años, con solo 28 años, también eligió hacer las valijas y volver a su Córdoba natal, junto a sus afectos y para jugar nuevamente en el club de sus amores. En el 2019 el llamado de Marcelo Gallardo cambió todo y después de dos años en River está entre los mejores jugadores de la Liga y pelea por su lugar en la Selección.

«Lo que más destaco es que es un club que está preparado en un nivel europeo. Yo conocí mucho en mi etapa en Bélgica, y River está a la altura de un club grande de Europa. En ese sentido, para como están muchos clubes de Argentina, hoy es increíble e impresionante cómo está en infraestructura y personal», destacó sobre todo a la hora de contestar sobre lo que más lo sorprendió del mundo River en diálogo con La Nación. Igualmente destacó también su debut con gol en Mendoza y el estallido del público que lo hizo caer en la cuenta del club en el que comenzaba a jugar.

Para explicar la competitividad del equipo que dirige Marcelo Gallardo a lo largo de los años el delantero recalca lo fundamental de sostener una idea de juego. «Cada año o cada torneo quizás hay jugadores nuevos o un equipo diferente. Hasta cambiamos el sistema o volvemos a alguno que ya hemos usado. Pero sostenemos una línea de trabajo y tenemos libertades para disfrutar nuestro juego. Nunca negociamos salir a ganar, intentar jugar, atacar el arco del rival, dar el máximo y pelear por los compañeros. Sobre eso siempre tratamos de reinventarnos, aprender y crecer, como grupo y como equipo», explicó.

Al ser consultado por las últimas derrotas por Copa Libertadores en instancias finales ante Flamengo en 2019 y Palmeiras en 2020 reconoció que ambas fueron dolorosas. «A nadie le gusta perder, más que nada cuando está en una instancia así, a nada de ganar algo tan importante. Quizás, contra Flamengo, en una final y de la forma en la que perdimos, nos golpeó más», dijo y reveló que es algo difícil de olvidar. Aseguró que «da bronca», pero que son cosas que pasan en el fútbol y que lo utilizan como punto de partida para mejorar.

El delantero aseguró que Gallardo es uno de los entrenadores más exigentes que tuvo en toda su carrera, pero destaca también que de eso se aprende. «Hacemos cosas muy buenas durante la semana y estamos muy contentos. Disfrutamos mucho los entrenamientos y los partidos. Los vivimos de la misma forma porque sabemos que a esa intensidad de las prácticas después la sufre el rival y no nosotros. Y también Gallardo sabe armar muy bien los partidos: entiende y lograr ver cómo hacerle daño al rival. Dependemos mucho de él», aseguró sobre la importancia que tiene el DT en el equipo.

Según afirma, para estar a la altura de la intensidad que le gusta al Muñeco en cada partido «hay que entrenarse de esa forma y estar preparado y fuerte de la cabeza». Contó también que ni tener un buen partido te asegura la titularidad, «hay que ganarsela día a día».

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario