Tras la final de la Supercopa de España perdida ante Athletic Bilbao (2-3) en Sevilla, Ronald Koeman, entrenador de Barcelona, se negó a comentar la expulsión de Lionel Messi porque es «mejor no hablar de los árbitros», aunque explicó la decisión de alinear a su capitán pese a la lesión que arrastraba, ya que él «sabe si está en condiciones o no de jugar. Dijo que estaba para jugar y ha hecho el máximo».

El neerlandés ha definido la final como «un partido muy disputado» y se mostró «triste» porque «al fútbol se juega para ganar títulos». Además, el DT indicó en conferencia de prensa que «no hay tiempo para venirse abajo».

Koeman admitió que resulta «muy complicado ganar» cuando un equipo se adelanta «por dos veces» y el rival «empata justo antes del descanso» y «casi en el minuto 90», dos goles que llegan motivados por «fallos» que lo han llevado a expresar la necesidad de «mejorar en defensa» y ser «más contundente en el área».

El técnico barcelonista explicó que su trabajo consiste en «dar el máximo, no es bueno o malo por ganar o perder», aunque admitió que esta derrota «ha sido muy dura», pero no supone «un paso atrás» en la progresión del equipo, pues espera que demuestre «que va por el buen camino».

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario