Tranquilidad para sobreponerse al momento más complicado del partido, poderío aéreo y la figura sobresaliente del colombiano Mauricio Cuero. Fueron esas, y algunas más, las virtudes que mostró Banfield en la victoria por 4-2 que consiguió como visitante ante Rosario Central.

El Taladro sigue imparable. Ganó los tres partidos que disputó por la Zona 3 de la Copa Liga Profesional (los anteriores a River y Godoy Cruz) y puso un pie en la ronda de ganadores de ese torneo, que tiene en juego un lugar en la próxima Libertadores.

Rosario Central, en tanto, sumó su segunda derrota consecutiva. Sin embargo, lo más preocupante para el conjunto de Cristian Kily González fue las pocas respuestas que tuvo el equipo después de diluirse la ventaja que sacó a los 23 minutos del primer tiempo, por intermedio de Emiliano Vecchio.

Hasta ese momento el juego fue parejo y con situaciones para ambos lados. Pero una distracción le permitió al volante Canalla, de lo mejor de su equipo, establecer el 1-0. Vecchio apareció por sorpresa en el área rival, después de un buen centro desde la derecha de Fernando Torrent, y facturó.

Banfield alcanzó la igualdad de inmediato, apostando a su mejor arma ofensiva de esta noche, y también de todo este torneo, la velocidad de Mauricio Cuero.

El delantero colombiano hizo un surco por la derecha, comenzando desde su propio campo, y después de dejar en el camino al segundo marcador rival envió un centro preciso que encontró a Agustín Fontana en buena ubicación para poner el 1-1 de cabeza, a los 26.

El primer tiempo parecía diluirse con un empate en la pizarra. Pero a los 43 Fabián Bordagaray le ganó la espalda a Torrent y definió con clase ante Marcelo Miño para poner el partido 2-1 en favor de Banfield.

El complemento fue todo de Banfield. El local se perdió en su propio laberinto y nunca encontró la salida. Vecchio ya no entró tanto en el circuito de juego y los cambios que introdujo Kily González no dieron los resultados esperados.

Por si fuera poco, a los 19 Banfield incrementó la ventaja a través de una de sus vías preferidas, el juego aéreo. Giuliano Galoppo demostró que no por casualidad marcó ante River, de cabeza, y de la misma forma, y en llamativa soledad, estampó el 3-1.

La cereza del postre para el Taladro le quedó a Cuero. El Correcaminos aceleró a fondo a los 32, le ganó claramente en velocidad a su marcador, a pura potencia, y sentenció a Miño.

Fabián Rinaudo, con un espectacular bombazo a los 47 minutos, hizo que la caída de su equipo no fuera tan abultada.

En sus siguientes compromisos, Banfield recibirá el próximo viernes a River, mientras que Rosario Central visitará tres días después a Godoy Cruz.

FOTO: PRENSA BANFIELD

FUENTE Y GENTILEZA: IAM NOTICIAS

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario