Se tomó su tiempo Daniel Angelici. No respondió cuando el Consejo de Fútbol a pleno le tiró con todo, acusándolo de tergiversar los números del club. Pero después de que el presidente Jorge Ameal saliera a bancar los dichos de Bermúdez, Cascini y Delgado, y ratificara el informe interno que fue brindado a la prensa por las redes del club, el expresidente de Boca decidió decir lo suyo, contestando punto por punto las acusaciones y contraatacando con un reclamo: «Pasaron 300 días desde que esta conducción asumió y los socios no conocemos cuál es hoy la realidad del club porque hay dos balances que no fueron presentados».

-Bueno, justamente ésa es en realidad una de las acusaciones a tu conducción, la de irse sin rendir cuentas…

-No sé a qué se refieren, los que están atrasados en la presentación de dos balances son los actuales dirigentes. Los ejercicios de un club van del 1 de julio de un año hasta el 30 de junio del siguiente. Cuando hay un cambio de autoridades a mitad de camino, como en este caso, se hace lo que se llama un balance de corte, y el único autorizado a presentarlo es el presidente en ejercicio. O sea, Ameal. Ni Macri en 2007 ni Ameal en 2011 firmaron esos balances como presidentes salientes. Lo mismo corresponde en este caso, no podía firmar yo. El último balance lo presentamos nosotros en 2019 con un gran superávit de más de 1.300 millones de pesos y un crecimiento que llevó el patrimonio a 5.000 millones de pesos. Se aprobó en la Asamblea de Representantes, en la que también estaba presente la minoría (la oposición) que no presentó ninguna objeción.

-¿Es verdad que en los balances no figura una deuda millonaria que el club tiene con la Justicia?

-No, no es como dice la actual dirigencia. Boca compró en 2016 unas manzanas frente al complejo de Casa Amarilla en 180 millones de pesos. El club pagó una parte al momento de escriturar y el resto en cuotas, con intereses. En 2019 terminó de pagar el total del capital y los intereses, pero Corporación del Sur, la vendedora de las tierras, reclama además los intereses correspondientes a un período en el cual el club no pudo acceder a la propiedad por una medida cautelar. ¿Cómo voy a pagar por algo que no tengo? Los asesores contables del club en nuestra gestión consideran que ya se pagó todo. Si no hay deuda, ¿qué vamos a asentar en el balance?

-En el informe de Boca se habla de una situación financiera disfrazada. ¿Por qué se cobró por adelantado parte del pase de Nández?

-Porque Cagliari no consiguió los avales que Boca le pedía para el dinero que quedaba pendiente. La única forma que teníamos de asegurar que íbamos a cobrar fue hacer un acuerdo con un banco alemán que aceptó descontar los documentos de pago a plazo. O sea: ellos tomaron el riesgo, no Boca. Esto se conoce como «descuento sin recurso» y figura en el contrato que firmamos con el banco. La operación Nández está en los libros que dejamos y debería figurar en el balance de corte y en el balance anual 2019/2020, que la actual Comisión aún no presentó.

-¿Con la venta de Benedetto pasó algo parecido? También en este caso Ameal se queja de que cobraron algo que no correspondía a tu gestión.

-Boca cobró por adelantado la cuota que correspondía a julio de 2020 en lugar de esperar el pago del Olympique. Ese dinero, casi 4.800.000 euros, se utilizó para comprar a Lisandro López sin esperar a la fecha fijada. Al haberlo hecho antes, Boca se ahorró un millón de euros, ya que la opción de compra estaba fijada en 4.300.000 y se negoció pagar 3.300.000. Y 1.000.000 de dólares se usó para pagar la última cuota de Campuzano, que vencía en diciembre de 2019. En este caso, por adelantar el pago dos meses, hubo un descuento de 40.000 dólares. Pensamos en lo que era más beneficioso para la institución.

Exclusivo: Angelici responde a las acusaciones desde Boca

-Al margen de eso, es una operación que está sospechada por la intervención de un intermediario.

-Sí, dicen que es una empresa fantasma. La firma Essel está registrada ante la Federación Holandesa, tiene licencia oficial y fue la que presentó la oferta por Benedetto. Con sólo entrar a su página, pueden verse más de 500 operaciones, así que muy fantasma no es. Lo único que negoció Boca con Essel y con el representante del jugador es que el porcentaje que cobraran no fuera superior al 7% habitual, y eso fue lo que pagó el club.

-Más allá de cómo se invirtió el dinero cobrado por adelantado, ¿esto no pudo generar un desfinanciamiento durante este año?

-No, para nada. Cuando dejamos el club, había 5.000.000 de dólares en la caja, y está certificado por escribano. Y al margen de eso, había otros 30 millones de dólares por cobrar. Unos 20 millones son por contratos comerciales con adidas, Qatar, Axion, Gatorade… Además, se debería haber cobrado un millón de euros por Barrios, ya que estaba estipulado ese plus si Zenit salía campeón de Rusia, y efectivamente ocurrió. Hay también 800.000 dólares a cobrar por el pase de Chávez a Huracán, con garantía sobre los derechos de TV, que vencieron en el primer semestre. Independiente debe 700.000 dólares por Pablo Pérez. Y en el caso Bentancur, por ejemplo, Boca sigue siendo el dueño del 50%. Más allá de que el club cobra 500.000 euros cada vez que la Juventus sale campeón o clasifica a la Champions, a partir de esta temporada los italianos deberán pagar 2.000.000 de euros por año en el caso de no venderlo. ¿Desfinanciado? No, Boca no está desfinanciado.

-También se consideró sospechoso que Boca le adelantara a Talleres un pago por Pavón que sólo correspondía en caso de una venta, y esa venta no existió.

-Eso se hizo en un momento en el que Pavón estaba en el Mundial de Rusia, jugador de Selección y una de las estrellas del fútbol argentino. Boca había recibido tanteos por encima de los 25 millones y si no lo vendió fue porque se priorizó lo deportivo, que era la Copa Libertadores. Como Talleres tenía derecho a recibir el 10% de una venta superior a los 3.000.000, decidimos adelantarle 2.500.000 a cuenta. Y acordamos que si por una eventual venta le tocaba menos, debía devolver hasta un monto de 500.000 dólares. También acordamos que el tope a cobrar por Talleres es de 2.750.000 dólares, por más que el 10% de una venta fuera mayor. No se puede decir que es sospechoso algo que está asentado en los balances.

-El predio de Ezeiza también fue muy cuestionado. Se habla de una obra cara, con problemas estructurales, de drenaje de las canchas…

-Sí, se habló de un presupuesto original que fue variando. Primero hay que decir que la obra comenzó en junio de 2014 pero entre 2015 y 2016 estuvo frenada por cuestiones políticas: se decía que Boca estaba ocupando tierras del aeropuerto. Por supuesto, cuando recuperamos la posesión, muchas de las cosas que se habían hecho estaban deterioradas, sin contar que la realidad económica era otra. Pero independientemente de esto, cada partida presupuestaria presentada ante la Asamblea fue aprobada con presencia de la oposición. En cuanto a los problemas, de los que se habla sin mucha precisión, hay que aclarar que toda la obra fue auditada por UBA Arquitectura, que fue haciendo informes parciales y hasta hizo una tasación final. El predio lo usaron los juveniles desde 2017 hasta la fecha y la pretemporada de Primera 2020 se hizo allí. Me parece que si hay deficiencias, deberían presentar documentación que respalde lo que dicen. Y si tuvieron que arreglar algo, sería bueno que lo informen.

-También hay informes que cuestionan las obras en La Bombonera y en las nuevas manzanas.

-Para las nuevas manzanas contratamos a especialistas ya que se trataba de una construcción especial en módulos. Y esa obra fue auditada por los mismos profesionales de la UBA que estuvieron en Ezeiza. Los informes se los entregamos a las actuales autoridades. También vi que hablaban de la planta administrativa del estadio, que sirvió para mejorar la comunicación interna y para unificar los lugares de trabajo. Y en cuanto al campo de la Bombonera, se sabe que hay que hacer permanentes obras de mantenimiento. Nosotros incorporamos tecnología para los sectores a los que no llega el sol y la obra del campo se fue haciendo por sectores porque los tiempos no daban: si la hubiéramos hecho completa, Boca habría resignado la localía en algún momento. Es una pena que la actual dirigencia no haya aprovechado estos más de 200 días sin fútbol para terminarla…

-Otra de las cuestiones que aparecen en el informe es un fraude informático, una de las primeras denuncias que hizo la actual dirigencia cuando se hizo cargo.

-Boca fue una víctima, no tuvo ninguna responsabilidad. Esto queda probado porque la actual conducción confirmó que ya había cobrado ese dinero. Nosotros hicimos la denuncia inmediatamente e iniciamos las gestiones para que el PSG pagara. Era más de medio millón de dólares que nos correspondían por el pase de Paredes, pero el club francés sufrió el hackeo de sus cuentas y así desapareció el dinero. Pero lo fundamental, lo que todos los socios deben saber, es que estos datos están respaldados con documentos y con una auditoría. Todavía estamos esperando la que prometió Ameal…

FUENTE Y GENTILEZA: TYC SPORTS

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario