El 30 de octubre de 1960, en el sur del Gran Buenos Aires, nació un pibe predestinado a conquistar el mundo del fútbol, y el mundo en general también. Uno de los máximos talentos de todos los tiempos adentro de las canchas, y una personalidad que trascendió, generando bastante amor y algo de odio afuera de los terrenos de juego.

Hoy cumple 60 años Diego Armando Maradona, un nombre que pronunciado en cualquier rincón del planeta, aún en el más exótico y lejano, remite a la inmediata asociación con Argentina. Una identificación que solamente un ínfimo puñado de compatriotas logra. 

Aquel morochito morrudo, de cabellera enrulada, sueños de Selección y una zurda que dibujaba maravillas se presentó, con apenas 16 años, en la Primera de Argentinos Juniors. Esa tarde de octubre de 1976, Diego hizo público el talento inyectado en su cuerpo.

A partir de esa presentación, su carrera fue en vertiginoso crecimiento: Boca Juniors, Barcelona, la Selección, Napoli, las vueltas olímpicas, los goles maravillosos. la calidad de su juego, las voces de admiración.

En simultáneo con su brillo encandilando en las canchas, protagonizó hechos oscuros, sin camiseta y sin botines, relacionados con las drogas, las peleas matrimoniales, las paternidades no reconocidas, las polémicas fuertes, y muchas declaraciones, frases y actitudes políticamente incorrectas.

Y a pesar que su talento para dominar y hacer magia con la pelota, desairar rivales, humillar arqueros y generar admiración en los hinchas fueron llamas que jamás se apagaron del todo, esos problemas extra-futbolísticos fueron afectando su carrera. Esos tiempos finales en Sevilla, Newell’s y el retorno, y despedida, en Boca acusaron impacto.

El presente lo encuentra como director técnico de Gimnasia y Esgrima, revolucionando, desde el primer segundo de su llegada al Lobo, a La Plata, al país y al mundo. Es asombrosa la fascinación que sigue causando con su sola presencia

Las estadísticas indican que Maradona, el barrilete cósmico, esa genial metáfora de Víctor Hugo Morales tras aquel inolvidable gol a Inglaterra en México 86, disputó 588 partidos oficiales y anotó 312 goles en sus seis clubes, y otros 116 cotejos y 48 goles con la Selección Argentina, juvenil y mayor.

Los registros resaltan sus nueve títulos de campeón con Boca (Metropolitano 1981), con Barcelona (Copa del Rey 1983; Liga de España 1982-83 y Supercopa de España 1983), con Napoli (Serie A 1986-87 y 1989-90; Copa Italia 1987, Copa UEFA 1988-89 y Supercopa de Italia 1990). Y un par más de vueltas olímpicas con Argentina en dos Mundiales: el Sub 19 de Japón 1979, y el máximo en México 1986.

Todos esos números superlativos no reflejan las emociones, ni esa tempestad de pasión y reconocimiento que lo rodearon, lo rodean y lo seguirán rodeando. Hoy el fútbol celebra 60 años. Y la revolución Maradona sigue encendida. 

NOTA ESCRITA POR GUILLERMO TAGLIAFERRI PARA IAM NOTICIA

FUENTE Y GENTILEZA: IAM NOTICIAS

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario