Rodrigo Mora estuvo este martes en No Todo Pasa (lunes a viernes a las 19 por TyC Sports) palpitando su partido despedida del sábado en el Monumental, y dejó muchas reflexiones profundas sobre su alejamiento del fútbol: «Estoy con sensaciones extrañas, es algo difícil para mí. No sé cómo me voy a sentir en ese momento, pero es algo lindo, para disfrutar». Sobre el encuentro entre los campeones de River de 2015 y 2018, contó: «Los equipos los armo yo, estoy esperando que los últimos jugadores confirmen. El más fáil de armar es el de 2018, que los jugadores están todavía. Estoy esperando a Barovero, Pezzella, Funes Mori. Algunos no van a poder venir porque tienen que cumplir con sus clubes, pero creo que van a estar la mayoría. El técnico va a jugar para el equipo 2015, él y Piscu».

Resultado de imagen para rodrigo mora river

«A veces cuando doy notas me sigo expresando como futbolista y la realidad es otra, tratando ded asmilarlo porque yo no me retiré del fútbol, el fútbol me retiró. Me imaginaba no solo jugando sino estando adentro de una cancha, correr detrás de la pelota, es lo que me imaginé toda mi vida. Hasta ahora he intentado recuperarme pero es una lesión dura para el futbolista, no le estoy encontrando la vuelta, el día de mañana tendré que operarme, ponerme una prótesis para tener una mejor calidad de vida y moverme con libertad», repasó, y recordó los orígenes de su dolencia: «Fue por un golpe. Por 2015, 2016, me hice un estudio resonancia de pubalgia y me salió la marquita, el doctor me dijo ‘Rodri, mientras no despierte el león, dale para adelante’, y yo le di hasta que empecé a sentir dolor. Paré un mes, con muletas a ver si me recuperaba, y no pasó, ahí fue cuando entré al quirófano».

Resultado de imagen para rodrigo mora river

Acerca de sus inicios, relató: «La pelota era todo para mí, mi padre me llevaba a trabajar y cuando me perdía de vista estaba en el campito, en la placita, en el otro barrio, jugando al fútbol. En mi generación los pibes se iban antes, 14, 15, 16 años ya se venían todos a la capital, y a mí no me llamaban y terminé con 17 años yendo a Juventud ded las Piedras, me llevó Julio Ribas. Generalmente me cobraba, Yo era el que tiraba los córners en Juventud, por ahí la pelota no se levantaba y él paraba la práctica, y me decía ‘no podés tirar este centro con 60 mil personas, si te cagás ahora con mis gritos imaginate un estadio lleno’. Confirmó que va a estar el sábado y va a ser una alegría inmensa».

Después, habló de River. «Yo no pensaba más en nada que en venir a jugar al fútbol, a dar lo mejor de mí. Sabía que River venía de un momento difícil y la adaptación no fue difícil porque Almeyda me recibió re bien, el grupo de chicos me hizo sentir cómodo y me adapté rápido. La primera vez que me fui las cosas no se dieron como esperaba, son cosas del fútbol, hay entrenadores que prefieren un tipo de jugadores. No me estaba haciendo bien no ser considerado. Todos los días llegar al vestuario con cara mala me hizo ir a buscar felicidad en otro lado. En su momento, Gallardo me quiso llevar a Nacional pero yo siempre había soñado con jugar en Peñarol. Cuando me enteré que venía a River dije ‘estoy esperando que me llame'».

Resultado de imagen para rodrigo mora river

«Hemos formado un lindo grupo, Marcelo no te regala nada, me hizo sentir muy cómodo. Hemos tenido varias charlas, tomar mate antes de entrenar, hablar de fútbol y que te diga ‘necesito esto de vos’. Me hizo mejor jugador, mejor profesional y mejor persona. Me aconsejó mucho con mi familia, yo tengo un hijo que está en Uruguay. De mi lesión sabe entre comillas, dejo que la madre o el abuelo le cuenten lo que quieran. Tiene 7 años y no lo quería cargar de tantas cosas, el día de mañana va a saber todo lo que pasó. Va a participar de la despedida, tengo el sueño de que entre conmigo de la mano, con que pueda correr a la mitad de la cancha y darme un abrazo soy feliz», deseó.

Resultado de imagen para rodrigo mora river

Más tarde, volvió el tema de su lesión y cuando Pinino Mas afirmó erróneamente que tenía cáncer: «Me lastimó lo que se dijo en su momento, no solo me dañó a mí sino a mi familia. Mi padre me llamó llorando, pensaban que les estaba ocultando algo. Estaba por operarme, el teléfono me explotaba y yo no sabía qué hacer. Después me lo volví a cruzar en el club, me pidió disculpas y qué le iba a decir, lo dicho dicho está y no pasa nada, dejalo ahí. Cuando me operé tenía el 70 por ciento de que no iba a volver a jugar y el 30 que sí, y tener la posibilidad de estar en el banco en Madrid fue lo máximo. No me conformo con poco, pero si tengo la cadera reconstruida y dependía de un sublingual para poder jugar, tengo que estar orgulloso de todo lo que me dio el fútbol».

Luego llegó la hora de apuntar las cuentas pendientes: «Me hubiese encantado hacer un gol en la Bombonera, en el primer partido con Boca pude convertir en el Monumental lleno, pero me quedan cosas por cumplir, me quedará la espina parta toda la vida, pero el reconocimiento de la gente es lo más importante. No poder correr detrás de una pelota me retumba un poco, miro para atrás y tengo que sentirme orgulloso, es como un balanza. Estoy acostado, me quiero levantar rápido para ir al baño y es un pinchazo que me hace muy mal. No puedo cruzar la calle corriendo, tengo que esperar a que pasen los autos despacio».

Resultado de imagen para rodrigo mora river

Mora contó también que a veces se le hace duro transitar su día a día: «Estoy solo en Buenos Aires, estoy rodeado de amigos, pero mi segunda familia eran mis compañeros. Me gustaba más estar concentrado que en casa en algún momento. Gallardo me ayudó mucho con mi familia. Cuando lo eligieron mejor entrenador en Uruguay me dedicó el premio, en Copa Libertadores me lesioné y me siguió dejando en la lista. Lo de regalarme la medalla de la Recopa me dejó muy sorprendido. Trato de estar rodeado, necesito una persona para charlar, porque si no pensás cosas que no están buenas. Trato de ser una persona fuerte, lo que demuestro es para afuera, pero para adentro siento un dolor inmenso por las cosas que me tocaron vivir. Poder retirarme adentro de la cancha va a ser una caricia al alma y le agradezco a la dirigencia por esta posibilidad».

Por último, afirmó no saber si en el futuro se dedicará a la actuación, aunque confesó: «Me puso más nervioso cuando decían ‘acción’, que jugar en el Monumental, eso era todo placer. Hoy todavía me siento bloqueado, me retiré el 5 de enero, al mes y medio hice parte de El Marginal 3. Yo lo miraba, me ayudó muchísimo a ocupar la cabeza en ese tiempo. Lleva mucho tiempo, es muy exigente ser actor, están como 10 horas actuando y repiten la toma siete, ocho veces. Me trataron recontra bien».

FUENTE: http://www.tycsports.com

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario