Fernando Espinoza, árbitro del polémico Boca-Vélez por los cuartos de final de la Copa de la Superliga en el que el “Xeneize” se impuso por penales, aseguró que recibió «amenazas de todo tipo» y debió resguardar a sus hijos durante el fin de semana tras el penal no cobrado sobre Joaquín Laso por un agarrón en el área.

«Tuve que esconder a mi familia porque se filtró mi teléfono y recibí amenazas de todo tipo de gente de Vélez. Ya están hechas las denuncias. Mi hijo está encerrado dos días y no sabe por qué. El de 3 (Lautaro) no entiende, pero al del 6 (Tiago) le dije que nos íbamos a quedar descansando en casa», afirmó en Rivadavia (AM 630).

Además, el juez agregó: «Fue muy desgastante todo. Prendía el telefono y veía unas cosas… Era increíble, impresionante. No pude ver el agarrón porque el jugador me estaba tapando. Si yo me equivoco y después no trabajo, no sumo en mi sueldo. No voy a equivocarme a propósito. El error del árbitro es parte del juego».

Por lafiguradelacancha

Mi nombre es Alejandro Palopoli soy graduado de la escuela de periodismo DEPORTEA en 2010. Tuve experiencias profesionales en CN23 y también participe en programas radiales en Radio America y Radio Splendid. Actualmente conduzco La Figura de la Cancha todos los jueves de 19 a 20 por FM ZONICA 105.9. Actualmente estoy los sábados de 14.30 a 16 en Radio Argentina en Confesiones de Potrero AM570 y de lunes a viernes de 14 a 16 en Somos Radio AM 530 haciendo Minutos Contado.

Deja un comentario